InicioFascículo y CD IFascículo y CD IIFascículo y CD IIIFascículo y CD IVFascículo y CD V

Una familia de la primera hora

Por Alejandro J. Lomuto

El 12 de mayo de 1993, una nota del diario Página/12 provocó durante varios días el comentario obligado de la mayoría de los argentinos. En ella, el pianista y compositor Virgilio Hugo Expósito se permitió echar un doble manto de duda sobre el único mito hasta entonces intocado de la historia argentina: dijo que los tangos que Gardel firmó como compositor no fueron creados por él y -peor aún- sospechó de la virilidad del Zorzal ("¿Alguien le conoció alguna vez una mujer? No sé si iba para atrás, pero para adelante, seguro no iba").

Francisco Lomuto rodeado por los integrantes de su orquesta.

Oculta por la comprensible polvareda que levantó tamaña herejía, quedó de esa inolvidable nota una referencia de Expósito a la marcha "Los muchachos peronistas": "... y además la compuso Lomuto, uno de los grandes". El dato -que aludía a Francisco Lomuto- es falso pero, en todo caso, lo que hizo el compositor de "Naranjo en flor" fue repetir una creencia bastante extendida durante muchos años, a la que contribuyeron sin duda dos factores: el hecho de que la marcha esté registrada como de autor anónimo y la pública relación del apellido Lomuto con el coronel Juan Domingo Perón durante la presidencia de facto del general Edelmiro Julián Farrell. Es que entonces "la vinculación entre el régimen provisional y los Lomuto era tan obvia", como afirma Daniel Della Costa en una nota titulada "Los Lomuto: el tango al poder", publicada por el mensuario Todo es Historia (septiembre de 1973).

Francisco Juan Lomuto (1893-1950) era el segundo de diez hermanos y el mayor de seis varones, todos los cuales tuvieron actuación pública y vinculación con la música popular. Los otros fueron Víctor Dionisio (1895-1959), guitarrista y bandoneonista que en 1922, como integrante de la orquesta de Manuel Pizarro, marchó a París, donde se radicó, aunque murió en Buenos Aires; Pascual Tomás (1899-1970), quien prefirió llamarse Oscar y fue periodista y autor de letras de tango; Enrique Blas (1906-1982), pianista, compositor y director de orquesta típica; Blas Alfredo (1909-1984), oficial del Ejército y también autor de letras de canciones, y Héctor Antonio (1914-1968), pianista, compositor y director de la orquesta Héctor y su Jazz.

Lea el resto de la nota solicitando el
Fascículo y CD N° de La Marcha desde la sección
Venta de ejemplares y CDs.
O escríbanos a lamarchaperonista@yahoo.com.ar

lamarchaperonista@yahoo.com.ar | Todos los derechos reservados | 2018