InicioFascículo y CD IFascículo y CD IIFascículo y CD IIIFascículo y CD IVFascículo y CD V

Nosotros, los criptoperonistas

Por Julio Nudler

Hay compañeros peronistas que, tras leer el contenido de lo dos primeros fascículos de esta colección, concluyeron que somos unos "gorilas". Entre los textos que los condujeron a tan deslegitimadora estigmatización figura, en destacado mas no envidiable lugar, mi nota sobre la censura, publicada en la segunda entrega. Críticos de la elección de ese molesto tema aducen que la censura fue en realidad un hecho previo a la asunción de Juan Perón en 1946, lo que sólo ratifica lo que el propio artículo explica: que la mordaza databa de 1938, pero que, después de haber sido oficializada tras el golpe del 4 de junio de 1943, del que participó el futuro líder de los trabajadores, siguió aplicándose durante el primer gobierno peronista, documentando mi nota ese hecho histórico y planteando la contradicción de que un gobierno tan popular como el justicialista afectara de tan grave modo expresiones genuinas de la cultura del pueblo. La censura prosiguió con Perón hasta el 25 de marzo de 1949. Es un hecho fehaciente. ¿Consignarlo es gorilismo o mero tributo a la incuestionable verdad histórica? ¿Cuál es el fin manifiesto de esta colección: hablar a favor o en contra del primer Perón, o en cambio iluminar sin preconceptos todos los rincones de aquellos fascinantes tiempos?

Importa reiterar que esta colección carece de intenciones partidarias o partidistas, y ofrece materiales sonoros y textuales que ayudan a situarse en aquellos años, con su realidad y sus conflictos sociales y políticos, para sentir y comprender mejor qué era y qué pretendía aquel peronismo inicial. Casi sesenta años después, esa época sigue determinando la vida de los argentinos, a punto de que el Partido Justicialista vuelve una y otra vez al poder, y parece el único capaz de ejercerlo, lo haga bien o mal. Con nuestros modestos medios estamos ofreciendo un vehículo honesto y documental para vivenciar y saber cómo era realmente aquella Nueva Argentina de Evita y de Perón, disfrutando al mismo tiempo de su "folclore", que a unos emocionará y a otros revolverá el estómago. Por las reacciones hasta ahora recogidas, la mayoría goza de ese movilizador viaje por el túnel del tiempo a una época de la que mucho se supone y poco se sabe.

A todos nuestros amigos les pedimos -redundantemente, por cierto- amplitud de criterio, aceptar como un hecho afortunado la discrepancia y ser tolerantes, pero también esperar a tener la colección completa -que, probablemente, exceda de los anunciados 4 fascículos con sus respectivos CDs, porque deseamos difundir todo el material valioso con que contamos, sin dejar nada importante fuera- antes de juzgar si hemos sido o no equilibrados. Esperamos serlo a la postre. Hay quien sostuvo, por ejemplo, que el artículo sobre el cancionero fascista (fascículo 2) demostraba que persistimos en el retintín de identificar peronismo con fascismo. Pero en el primero incluimos una nota sobre "La Marsellesa" y, en este tercero, otra sobre "La Internacional". ¿De qué se nos puede acusar, entonces?

Reconocemos cierto desorden, por ejemplo en la correspondencia entre fascículo y disco. Así, mientras que fue en el 2 donde nos referimos al cancionero fascista, es en el CD 3 donde figura una marcha al Duce. También admitimos no haber explicado el porqué de la presencia de algunos temas, como el tango "Una carta para Italia", que no menciona en absoluto al peronismo. Sin embargo, ofrece una perspectiva de la inmigración peninsular posterior a 1945 y del contraste entre una Argentina de bienestar y una Italia de miseria, exactamente lo opuesto a la reciente realidad, con largas colas ante el consulado porteño de la bota. Y una aclaración: en la banda 21 multimedia del último CD podrán hallar las letras de todas las canciones incluidas en todos los CDs. Además, para cualquier duda, sugerencia, varapalo, propuesta o pedido tienen todos a su disposición el mail lamarchaperonista@yahoo.com.ar -a cuyo pie está, atento y diligente, Oscar Ziccarello- y, en los próximos días, el sitio www.lamarchaperonista.com.ar.

Hasta dentro de 14 días. Ahora nos vamos porque nuestros congéneres nos están llamando desde las copas de los árboles.

Lea el resto de la nota solicitando el
Fascículo y CD N° de La Marcha desde la sección
Venta de ejemplares y CDs.
O escríbanos a lamarchaperonista@yahoo.com.ar

lamarchaperonista@yahoo.com.ar | Todos los derechos reservados | 2017