InicioFascículo y CD IFascículo y CD IIFascículo y CD IIIFascículo y CD IVFascículo y CD V

Olvido de un mundo ineludible y abrumador

Por Daniel Santoro

En 1955 la dictadura militar que tomó el poder promulgó el decreto-ley 4164, que, entre otras cosas, prohibió el uso o la tenencia de cualquier imagen que aludiera, directa o indirectamente, al régimen depuesto, así como otras absurdas medidas de censura visual, oral y escrita. Yo crecí en medio del miedo que provocaba el solo contacto con los libros, las láminas y los escritos que eran producto de aquellos diez años del gobierno peronista.

En la década de los '70 la asombrosa explosión de militancia sacó del letargo aquel oscuro legado prohibido. Ante mis ojos se reveló una cantidad de revistas, libros, manuales, afiches y fotos, y a través de esas imágenes adiviné todo un mundo, una utopía perdida, una arcadia de ciudades infantiles, atómicas, deportivas. Era la Argentina oscura que irrumpía en el mágico territorio de la consumación de los deseos.

¿Cómo fue posible que todo eso permaneciera tantos años en el olvido de tanta gente? Los diez años del peronismo fundacional habían dejado un repertorio iconográfico de creatividad, cantidad y rareza sólo comparables a lo que produjeron otras grandes ideologías del siglo XX. Sin duda, de ellas se nutrió el peronismo, desde la gráfica modernista del fascismo italiano o el constructivismo soviético, hasta las hogareñas campañas publicitarias del confort estadounidense de posguerra. Si a esto sumamos los trágicos registros de bombardeos, fusilamientos e iglesias en llamas, junto a la saga de momias itinerantes y amputaciones, el conjunto es abrumador e ineludible.

Sin embargo, nuestros artistas plásticos, tal vez cumpliendo los artículos de ese insólito decreto, olvidaron aquel poderoso y trágico período, dócilmente adoptaron el buen gusto internacional y, si de pintar bombardeos se trataba, realizaron innumerables versiones de Guernica, conmovidos muchos años después con aquel hecho trágico, pero ninguno se inspiró con los sangrientos bombardeos de la Plaza de Mayo.

Lea el resto de la nota solicitando el
Fascículo y CD N° de La Marcha desde la sección
Venta de ejemplares y CDs.
O escríbanos a lamarchaperonista@yahoo.com.ar

lamarchaperonista@yahoo.com.ar | Todos los derechos reservados | 2018