InicioFascículo y CD IFascículo y CD IIFascículo y CD IIIFascículo y CD IVFascículo y CD V

Palabras de cierre y gratitud

Por Julio Nudler

Llega a su término, con este quinto y último fascículo, de mayor extensión que los cuatro anteriores, y su correspondiente CD, este viaje al primer peronismo, aquel arco de historia argentina extendido entre 1943 y 1955, de extremos marcados por sendos golpes militares discrepantes en su ideología.

Con música, testimonios, vivencias y reflexiones pretendimos una aproximación diferente, múltiple y marcadamente emocional, a aquel tramo del siglo XX que sigue, seis décadas después, gravitando como ningún otro sobre el presente político del país.

Fue difícil persuadir acerca de la equidistancia de esta colección, pero confiamos en haberlo logrado, al menos cuando el escéptico contempla la colección en su conjunto. No era nuestra intención, ni hubiese tenido sentido, concebirla como una apología del peronismo ni como una diatriba. Lo que daba sentido a la empresa era una recreación lo más honesta y leal a aquella época que fuera posible. También está claro que sería absurdo pensar en una reproducción presente de aquel estilo de gobierno y liderazgo, simplemente porque demasiado ha cambiado desde entonces en todo sentido.

Sin embargo, hay ideas fuertes de aquella etapa que siguen siendo válidas como materia para la discusión. Ni la economía nacional es un ejemplo de prosperidad, ni la sociedad ha sabido alcanzar niveles de equidad mínimamente aceptables, pese a que el destino del país estuvo, a partir de 1955, casi todo el tiempo en manos de conducciones que rechazaban de plano las ideas de aquel primer peronismo. Nadie puede entonces proclamarse dueño de la verdad.

Por desgracia, el sangriento golpe de junio de 1955 sería seguido por muchos otros, incluyendo el que instauró en 1976 la terrible dictadura militar. La antinomia peronismo-antiperonismo y las crueles luchas internas del justicialismo se libraron sobre referencias históricas difusas, que con el correr del tiempo se tornaron cada vez más borrosas.

Los sonidos y los textos de esta colección pretenden aportar una recreación vivencial de aquel ensayo político peronista que introdujo una cuña entre izquierdas y derechas tradicionales, construyendo un movimiento tan duradero como inclasificable.

El disco que acompaña este último fascículo se abre con dos documentos de gran valor, aportados por Héctor Lorenzo Lucci: un fragmento de "Los muchachos peronistas", tal como resuena en una cajita de música de fabricación suiza, encargada por Evita, y una versión completa a cargo de Francisco Canaro con un coro estudiantil. Sobre el final, la marcha que quiso ser himno de la llamada Revolución Libertadora y, como broche, el tango "Pan", cuya letra es un alegato permanente contra la injusticia.

Es deber ahora decir muchas gracias a quienes colaboraron generosamente con este emprendimiento independiente y a quienes nos escucharon y leyeron. Todos ellos dieron sentido a este trabajo.

Lea el resto de la nota solicitando el
Fascículo y CD N° de La Marcha desde la sección
Venta de ejemplares y CDs.
O escríbanos a lamarchaperonista@yahoo.com.ar

lamarchaperonista@yahoo.com.ar | Todos los derechos reservados | 2017