InicioFascículo y CD IFascículo y CD IIFascículo y CD IIIFascículo y CD IVFascículo y CD V

Canciones de la Unión Democrática

La violencia venía de antes

Por Julio Nudler

Aunque ciertos discursos de Juan Domingo Perón, pronunciados incluso en fecha tan temprana como 1948, cuando su gobierno estaba en el apogeo, pueden sembrar la idea de que él introdujo en el lenguaje político una violencia inusitada, hasta entonces inexistente, amenazando incluso con colgar a sus opositores, existen documentos que datan de 1945, referidos a la campaña de la llamada Unión Democrática, aquella alianza multicolor opuesta a la candidatura peronista, que no le van en zaga, al menos en su retórica. Según refiere el historiador Israel Lotersztain, en los archivos del Cedinci pudieron hallarse materiales pacientemente reunidos por un militante de izquierda, ya fallecido, que participó activamente en aquella encarnizada puja electoral.

Spruille Braden y Juan Domingo Perón, sentados a la misma mesa en 1945. Aunque dejó su cargo antes de las elecciones, el embajador estadounidense hizo campaña por la Unión Democrática y el coronel supo aprovecharlo, creando el recordado eslogan "Braden o Perón".

La violencia no fue sin embargo sólo verbal. El violinista David Salesansky, que en 1945 era un joven militante del Partido Comunista en el barrio de Villa Urquiza, y como tal intervino en actividades propagandísticas junto a socialistas, radicales y demoprogresistas, narró a este cronista episodios de confrontación armada con miembros de la Alianza Libertadora Nacionalista. La simple pegatina de afiches a favor de la fórmula Tamborini-Mosca se había convertido en una misión de alto riesgo. Los encargados de portar carteles, brochas y tachos de engrudo debían ser escoltados por militantes armados. Meses después, a Salesansky le cupo compartir la tarea con el mismísimo Osvaldo Pugliese, quien ya consagrado y muy popular como director de orquesta se sometía a la misma disciplina impuesta por el PC.

Entre el material hallado en el Cedinci figuran algunas muy conocidas letras de tango, esta vez no deformadas por los censores sino por propagandistas políticos. No puede decirse que el resultado sea mejor. Precisamente una de las letras con las que, para infortunio de su creador, el gran Celedonio Flores, se habían ensañado los censores, la de "Mano a mano", también atrajo la deplorable inspiración de algunos contendores políticos. Ellos reescribieron la primera estrofa en estos términos:

Lea el resto de la nota solicitando el
Fascículo y CD N° de La Marcha desde la sección
Venta de ejemplares y CDs.
O escríbanos a lamarchaperonista@yahoo.com.ar

lamarchaperonista@yahoo.com.ar | Todos los derechos reservados | 2018